Está muy bien eso que lees tanto por ahí de «salir de la zona de confort scrapero», Vale, guay , pero ¿y eso cómo se hace? O como dice Sheldon Cooper en Big Bang Theory, «¿y por qué tendría que querer salir? Se llama zona de confort por algo».

En este post te contamos 5 trucos para salir de tu zona de confort y, sobre todo, disfrutarlo. Y al final, las razones por las que es saludable y te lo recomendamos muy mucho.

Y te lo contamos con este layout de medida raruna hecho con Metrópolis y que se sale de las medidas estándar de un layout. Porque sí. Porque mola saltarse lo estándar. Así es como se empieza a encontrar la salida de la zona comodona.

Cómo salir de tu zona de confort y disfrutarlo

  1. Haz un proyecto que no hayas hecho nunca. Dale una vueltas, a ver si puedes adaptarlo para que sea más de tu rollo.
  2. Usa ese material que hace tiempo que tienes y que sigue sin estrenar porque aún no te has atrevido nunca con él.
  3. Aprovecha para jugar con colores que no son los que siempre utilizas. Usa la paleta de colores de la foto o busca por internet una paleta de colores que te guste.
  4. Márcate un tiempo máximo para acabar ese proyecto y empieza y acaba en ese tiempo. No hay que correr, hay que saber cuándo parar y no darle tantas vueltas
  5. Copia un proyecto de tu scrapera preferida con los materiales que tú tengas. Ese proyecto que viste y dijiste «buá, yo no hago esto no en un año». Pues lánzate, verás cómo sí lo haces. Si luego lo cuentas en redes, acuérdate de nombrar a su autora original, la harás más feliz que una perdiz.
Layout de tamaño raruno sal de tu zona de confort
Layout de tamaño raruno sal de tu zona de confort

Y ahora, convénceme para que me lance

  • Volverás a disfrutar del scrap, que de eso se trata.
  • Verás que eres capaz de todo. Por supuesto. ¡Arriba esa autoestima!
  • Tendrás ganas de más desafíos. Y, de eso, te vamos a ir dando por aquí unos cuantos.

Venga, practica esos paseos fuera de tu caja (como dicen los anglosajones), y flipa con todo lo que hay ahí.